Remedios para la enfermedad de los legionarios

Remedios para la enfermedad de los legionarios

Los remedios caseros para la enfermedad de los legionarios incluyen evitar lugares húmedos o húmedos, beber varias infusiones de hierbas, comer hojas de olivo, usar paquetes fríos y calientes, comer cítricos y jengibre, y consumir té de semillas de anís. Sin embargo, el tratamiento primario de esta condición trágica es la aplicación inmediata de varios antibióticos.

Síntomas de la enfermedad del legionario

Los pacientes que sufren de la enfermedad del legionario a menudo tienen fiebre, rigidez de las articulaciones y los huesos, tos, dolores de cabeza, resfríos, náuseas, vértigo, agotamiento, pérdida de apetito, confusión, sudores fríos y escalofríos. Los síntomas son exactamente como la neumonía, aunque un poco más severos, y es muy difícil de diferenciar. Lo mejor es buscar atención médica profesional porque la atención retrasada puede llevar a una condición empeorada incluso a la muerte.

Remedios caseros para la enfermedad del legionario

Veamos algunos de los remedios en detalle a continuación:

Hojas de olivo

Al comer o masticar hojas de olivo, puede defenderse contra esta infección bacteriana y también evitar que aumente su gravedad si la contrae. Los extractos de hojas de olivo han sido ampliamente utilizados debido a las propiedades antivirales y antibacterianas, particularmente como un medio para contrarrestar las cepas de bacterias inductoras de neumonía.

Tés de hierbas

El té de hierbas como la hierba gatera, la equinácea y el té de manzanilla se han relacionado con la reducción de varios síntomas de la enfermedad del legionario, como fiebre, sistema inmune débil y dolor nervioso. Tener un sistema inmune fuerte y reducir o romper la fiebre es una manera segura de apoyar positivamente los efectos de los antibióticos en el tratamiento de la enfermedad del legionario.

Té de semillas de anís

La enfermedad del legionario a menudo puede dar como resultado una tos severa con moco o esputo. El té de semillas de anís se ha relacionado con la reducción de los síntomas respiratorios que son tan comunes e irritantes durante el proceso de curación de la enfermedad de los legionarios.

Cítricos y jengibre

Los cítricos y el jengibre, en forma de jugo de lima, jengibre y algo de sal y pimienta, pueden ayudar a controlar el aumento de apetito causado por la enfermedad de los legionarios. Los alimentos y los nutrientes son esenciales para que el cuerpo funcione adecuadamente y ayudan a que el medicamento elimine las bacterias que causan la enfermedad. Comer jengibre y pimienta en una rodaja de naranja puede contrarrestar la falta de apetito para que los pacientes puedan recuperar su energía y nutrientes.

Evita lugares húmedos

En términos de ajustes de comportamiento que puede hacer, evitar lugares que son muy húmedos o que contienen agua estancada es una buena idea para evitar la enfermedad del legionario. Las fuentes más comunes de la bacteria están en lugares húmedos, húmedos o empapados perpetuamente.

Use paquetes calientes y fríos

Los dolores musculares, las fiebres y los escalofríos que con tanta frecuencia acompañan a la enfermedad de los legionarios pueden ser agotadores y provocarle la sensación de tener gripe, además de una afección potencialmente mortal. Las compresas frías y calientes estimulan el flujo sanguíneo y el proceso de curación, y también resuelven algunos de los peores síntomas de la enfermedad mientras dejas que los antibióticos hagan su trabajo.



Temas relacionados :

Topiramato
Topotecan
Torsemida
Tramadol
Trimetobenzamida
Ursodiol
Valacyclovir
Valsartan
Vancomicina
Vardenafil
Vareniclina
Venlafaxina
Zolmitriptan
Zolpidem
Zometa vial
Zonisamida
Codeina
Fenilefrina
Fenitoina
Fentermina
Lidocaina
Remedios para el sarampion
Remedios para la rinitis
Remedios para la neumonia
Remedios para la laringitis
Remedios para el melanoma
Remedios para la hipertension ocular
Remedios para la giardiasis
Remedios para fistula anal
Remedios para la escoliosis
Remedios para la enfermedad de los Legionarios
Remedios para el ebola
Remedios para la disfuncion erectil
Remedios para la demencia
Remedios para el acne
Remedios para la abrasion corneal
Vitamina A
Penicilina
Metformina
Litio
Insulina
Ibuprofeno
Hormona del crecimiento
Eprosartan
Diazepam
Desipramina
Clotrimazol
Butorfanol
Anfetamina
Alprazolam
Acetaminofen

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aciclovir

Insulina

Litio