Acetazolamida

acetazolamida medicamentos

La acetazolamida se usa para prevenir y reducir los síntomas del mal de altura. Este medicamento puede disminuir el dolor de cabeza, el cansancio, las náuseas, los mareos y la dificultad para respirar que pueden ocurrir al subir rápidamente a grandes altitudes (generalmente por encima de los 10,000 pies / 3,048 metros). Es particularmente útil en situaciones en las que no puedes hacer un ascenso lento. Las mejores formas de prevenir el mal de altura son subir lentamente, detenerse durante 24 horas durante el ascenso para permitir que el cuerpo se adapte a la nueva altura y relajarse durante los primeros 1 o 2 días.
Este medicamento también se usa con otros medicamentos para tratar cierto tipo de problema ocular (glaucoma de ángulo abierto). La acetazolamida es una "píldora de agua" (diurética). Disminuye la cantidad de líquido que se puede acumular en el ojo. También se usa para disminuir la acumulación de fluidos corporales (edema) causados ​​por insuficiencia cardíaca congestiva o ciertos medicamentos. La acetazolamida puede funcionar menos bien con el tiempo, por lo que generalmente se usa solo por un período corto.
También se ha usado con otros medicamentos para tratar ciertos tipos de convulsiones (ataques pequeños y no localizados).

Cómo usar acetazolamida

Si está tomando las tabletas, tome este medicamento por vía oral, generalmente de 1 a 4 veces al día o según las indicaciones de su médico. Si está tomando las cápsulas de acción prolongada, tome este medicamento por vía oral, generalmente 1 o 2 veces al día, o según las indicaciones de su médico. Trague las cápsulas de acción prolongada enteras. No abra, rompa o mastique las cápsulas. Hacerlo puede destruir la acción prolongada de la droga y puede aumentar los efectos secundarios.
La acetazolamida se puede tomar con o sin alimentos. Tome muchos líquidos a menos que su médico le indique lo contrario. Su dosificación se basa en su condición médica y respuesta a la terapia.
Para prevenir el mal de altura, comience a tomar acetazolamida de 1 a 2 días antes de comenzar a escalar. Continúe tomándolo mientras está subiendo y por lo menos 48 horas después de haber alcanzado su altitud final. Es posible que deba continuar tomando este medicamento mientras se encuentra a gran altitud para controlar los síntomas. Si desarrolla un mal de altura severo, es importante que baje lo más rápido posible. La acetazolamida no lo protegerá de los efectos graves del mal de altura severo.
Si está tomando este medicamento para otra afección (p. Ej., Glaucoma, convulsiones), use este medicamento regularmente según las indicaciones para obtener el mayor beneficio de él. Para ayudarte a recordar, tómalo a la (s) misma (s) hora (s) todos los días. Tomar su última dosis temprano en la noche lo ayudará a evitar levantarse a la mitad de la noche para orinar. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene preguntas sobre su horario de dosificación.
No aumente o disminuya su dosis ni deje de usar este medicamento sin antes consultar a su médico. Algunas condiciones pueden empeorar cuando se suspende repentinamente este medicamento. Su dosis puede necesitar ser disminuida gradualmente.
Cuando se usa por un período prolongado, es posible que este medicamento no funcione tan bien y requiera una dosificación diferente. Su médico controlará su condición. Informe a su médico si su afección no mejora o si empeora (p. Ej., Convulsiones más frecuentes).
Este medicamento puede reducir los niveles de potasio en su sangre. Su médico puede recomendarle que coma alimentos ricos en potasio (p. Ej., Plátanos o jugo de naranja) mientras toma este medicamento. Su médico también puede recetarle un suplemento de potasio para que tome durante el tratamiento. Consulte a su médico para obtener más información.



Temas relacionados :

Topiramato
Topotecan
Torsemida
Tramadol
Trimetobenzamida
Ursodiol
Valacyclovir
Valsartan
Vancomicina
Vardenafil
Vareniclina
Venlafaxina
Zolmitriptan
Zolpidem
Zometa vial
Zonisamida
Codeina
Fenilefrina
Fenitoina
Fentermina
Lidocaina
Remedios para el sarampion
Remedios para la rinitis
Remedios para la neumonia
Remedios para la laringitis
Remedios para el melanoma
Remedios para la hipertension ocular
Remedios para la giardiasis
Remedios para fistula anal
Remedios para la escoliosis
Remedios para la enfermedad de los Legionarios
Remedios para el ebola
Remedios para la disfuncion erectil
Remedios para la demencia
Remedios para el acne
Remedios para la abrasion corneal
Vitamina A
Penicilina
Metformina
Litio
Insulina
Ibuprofeno
Hormona del crecimiento
Eprosartan
Diazepam
Desipramina
Clotrimazol
Butorfanol
Anfetamina
Alprazolam
Acetaminofen

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aciclovir

Adapaleno

Acitretina